Como Ser Una Mujer Emprendedora – 15 Consejos

Como Ser Una Mujer Emprendedora

Como Ser Una Mujer Emprendedora 

Las mujeres emprendedoras son más fuertes y tienen más fuerza de intención. Van por el sendero superando todos los obstáculos, todas las adversidades y cargas. Administrar, gobernar, vigilar y utilizar todas las capacidades que tienen para hacer algo que les cambie la vida. Las mujeres emprendedoras sobrepasan todas las adversidades que se les muestran. Las mujeres empresarias demostraron constantemente que son obstinadas en su enfoque. Una mujer empresaria puede conducir todos los obstáculos de forma efectiva.

Como Ser Una Mujer Emprendedora
Como Ser Una Mujer Emprendedora

En estos días, las mujeres están continuando para poder hitos en numerosos sectores. El hecho es que se están moviendo hombro con hombro con los hombres que les dan un proposito difícil de cumplir. Puede que esté ansiosa por transformarse en una Mujer Empresaria Triunfadora como las otras. Si es de esta forma, entonces requiere estudiar cómo comenzar un negocio desde el princípio y hacer un imperio desde él. Continuar ciertos avisos de profesionales puede asistirlo a poder su sueño.

RELACIONADOS: Como Ser Una Mujer Exitosa

Siendo una mujer de negocios tan triunfadora, mientras criamos a dos jovenes chicos, en MeetingPlay queríamos comunicar varios de los consejos de nuestra socia, Lisa Vann, para transformarse en una empresaria exitosa:

1. Sepa dónde enfocar la energía y el tiempo.

Ser dueña de un negocio y ser madre de dos jovenes chicos supone que uno debe entender dónde y qué priorizar. Al concentrarse en las tareas a mano y no aceptar que pensamientos externos o dispesiones se interpongan en el sendero, tanto los expertos de eventos como los hombres de negocios tienen la posibilidad de poder más y conseguirlo mejor.

2. Aprenda a hacerse responsable.

Constituya objetivos: haga un rastreo y supervíselos. Gestiona tus expectativas. Canta tus alabanzas. Sepa cuándo requiere volver a considerar. Todos los puntos de la compromiso personal y ser verdaderos con nosotros van a permitir a algún emprendedor tener más triunfo. Es considerable que las mujeres crean en sí mismas, por sí mismas.

3. Jamás temas soliciar asistencia.

Asi sea que nos enfrentemos a una labor que no entendemos cómo llevar a cabo, no hay suficientes horas en el día para hacerla o sencillamente no tenemos la posibilidad de hacerla, al estudiar a soliciar asistencia, las mujeres empresarias tienen la posibilidad de revelar sus fortalezas, no sus debilidades. Al no soliciar asistencia, fundamentalmente en los negocios, usamos tiempo y esfuerzos que podrían haberse enfocado en un mejor esfuerzo.

4. No tenga miedo de fallar.

Por temor al fracaso, las mujeres comunmente no se lanzan al planeta empresarial. Si empresarias reconocidas y exitosas como CoCo Chanel, Ruth Handler (creadora de Barbie), Oprah Winfrey, Sarah Blakely (Spanx) y muchas otras, permitieran que el fracaso las detuviera, nuestro mundo sería un espacio totalmente diferente. El miedo es natural, pero sobrepasar el miedo es poderoso .

5. Estar siempre puesto en compromiso.

Seguir estando comprometida facilita a las empresarias seguir estando enfocadas y decididas. Nos facilita no requerir la aceptación o validación de los otros y nos asiste a continuar creciendo y ser más exitosos.

Como Ser Una Mujer Emprendedora
Como Ser Una Mujer Emprendedora

Mira ese libro que me ayudo mucho a entender como es ser una mujer emprendedora y exitosa : Mujer Millonaria / Rich Woman: A Book on Investing for Women (Spanish Edition) 

6. Tienes que creer en ti mismo antes de que alguien más lo lleve a cabo.

Al estudiar a creer en sí mismas, las empresarias aprenden a no buscar aceptación o aceptación. Creer en uno mismo facilita que las mujeres empresarias adquieran seguridad y, como se dijo previamente, se comprometan a sobrepasar los fracasos o las adversidades.

7. Conozca a su público propósito.

Los hombres de negocios ( hombres y mujeres ) comunmente edifican compañias, productos y marcas sin determinar jamás su público propósito . Su público propósito no es solo el cliente o cliente, sino además sus empleados, camaradas, personas que influyen, etc., todos los cuales van a ser activos de diferentes formas.

8. Jamás dejes de estudiar.

Estudiar es una labor que ninguna mujer emprendedora debería dejar de llevar a cabo. Asi sea que continúe dominando un trabajo o talento o aprendiendo uno nuevo, el estudio continuo crea opciones de optimización, nuevos pensamientos o ideas y oportunidades. Tres increíbles formas de estudiar de los otros es rodearte de esos que se resaltan en algo que tú no. Hallar un mentor, sumarse a un grupo de profesionales o usar una junta directiva antes de su nuevo negocio o compañía son caminos importantes.

9. Empoderar a los que te rodean

Al no requerir siempre crédito, al ofrecer una ocasión a otros, al empoderar a otros, las empresarias tienen la posibilidad de atraer lo destacado de lo mejor: los especiales empleados, los especiales mentores, los especiales usuarios, etc. Escuche, sea empático, sea alentador, sea empoderamiento en sus proyectos empresariales.

10. Recuerda desarrollar tu marca

Al tener una marca personal sólida, puede aprovecharla para incrementar la visibilidad de su compañía. Steve Jobs era dueño de Apple, pero su propia marca personal asistió a impulsar la marca Apple. Al desarrollar una marca personal sólida, abre puertas para que otros lo vean como un jefe de pensamiento y, entonces, además confíen en su negocio.

11. Desarrolle una piel gruesa, pero manténgase alcanzable.

Una de las partes menos simples de ser una empresaria triunfadora en algún profesión es que las mujeres viven en un mundo que no valora a las mujeres exitosas. Las mujeres motivadas y exitosas comunmente son menospreciadas y su triunfo minimizado. En un mundo que tiene escasos asientos para mujeres en la mesa de consideración, ¡es considerable tomar taburete ( o arrimar una silla ) de todos modos! La piel gruesa es algo menos simples y valiosas que una mujer en algún profesión puede estudiar, pero seguir estando alcanzable es igual de considerable.

12. Aprende de los fallos.

Los fallos son una sección natural del avance profesional, y algún emprendedor exitoso ha cometido una aceptable proporción de fallos en todo el sendero. Los aprendizajes de los fallos ofrecen una base para crecer, sobrepasar y hacer mejor.

13. Pero además aprenda a asumir la compromiso.

Los fallos tienen un precio a abonar, asi sea que cambien la vida o sean minúsculos.Sin embargoal aceptar la compromiso, tenemos la posibilidad de mantenernos firmes y en compromiso con el desarrollo y el avance. Las mujeres no tienen que tener miedo ser imperfectas en el planeta de los negocios, pero de forma semejante al segundo consejo, al asumir la compromiso, las mujeres se empoderan para hacerse causantes.

14. Aprende a decir no.

Estudiar a decir no es increíblemente considerable como mujer emprendedora. No a las malas elecciones, no a las malas promociones, no a las limitaciones de tiempo, inclusive a la dura labor de decir no por miedo a parecer grosero. Las mujeres no tienen la posibilidad de llevarlo a cabo todo y tienen la posibilidad de crecer y desarrollar sus negocios. Estudiar a decir no nos facilita sentirnos prácticos con la irritación y cómo tenemos la posibilidad de estudiar a tolerar ese mal, en vez de sentir la necesidad de eliminarlo.

15. ” Patea la alternativa B. ” – Sheryl Sandberg

En una publicación de Sandberg compartida en Facebook luego de que su amado marido falleciera, ella ha compartido lo siguiente:

“Estaba comentando con uno de estos amigos sobre una actividad padre-hijo que Dave no está aquí para llevar a cabo. Se nos sucedió un plan para sustituir a Dave. Le grité: “Pero quiero a Dave. Quiero la alternativa A”. Me rodeó con el brazo y dijo: “La alternativa A no está utilizable. Por eso dejemos de lado la alternativa B”.

En los negocios, en la vida y en todo, las oportunidades y configuraciones que poseemos tienen la posibilidad de no ser siempre las que deseamos, podemos aguardar o desear que las cosas sean diferentes. Pero sean cuales sean las cartas que te repartan, ¡es considerable patearlas, por de esta forma decirlo!