Como Combatir La Anemia

Como Combatir La Anemia

Como Combatir La Anemia

La anemia es una dolencia en la cual careces de suficientes glóbulos rojos sanos para transportar un nivel correcto de oxígeno a los tejidos del cuerpo. La anemia puede lograr que te sientas agotado y débil.

Como Combatir La Anemia
Como Combatir La Anemia

Hay muchas maneras de anemia, cada una con su propia causa. La anemia puede ser temporal o prolongada y puede oscilar entre suave y grave. Consulta con el médico si supones que tienes anemia. Puede ser una señal de observación de una patología grave.

Los tratamientos para la anemia abarcan desde tomar suplementos hasta someterse a métodos doctores. Podrías impedir algunos tipos de anemia si consumes una dieta saludable y diferente.

Tipos

  1. Anemia aplásica
  2. Anemia de células falciformes
  3. Anemia por deficiencia de hierro
  4. Anemia por deficiencia de vitaminas
  5. Talasemia

Síntomas

Los signos y indicios de la anemia varían de acuerdo con la causa. Si la anemia es ocasionada por una patología crónica, la patología puede enmascararla, de forma que la anemia podría detectarse a través de exámenes para otra dolencia.

Según las razones de la anemia, es viable que no poseas indicios. Los signos y indicios, si se muestran, podrían incluir:

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Piel pálida o amarillenta
  • Latidos del corazón irregulares
  • Dificultad para respirar
  • Mareos o aturdimiento
  • Dolor en el pecho
  • Manos y pies fríos
  • Dolores de cabeza

Al inicio, la anemia puede ser tan suave que no se nota. Pero los indicios empeoran mientras empeora la anemia.

Cuándo tienes que averiguar con un médico

Solicita una consulta con el médico si te sientes fatigado y no tienes idea por qué.

La fatiga tiene diversas razones además de la anemia, por eso no asumas que si estás agotado tienes que estar anémico. Varias personas se enteran de que su hemoglobina es baja, lo que sugiere anemia, cuando donan sangre. Si te reportan que no puedes conceder sangre porque tienes un nivel de hemoglobina bajo, pide una consulta con el médico.

Solicite una Consulta en Mayo Clinic

Causas

La anemia se produce cuando la sangre no posee suficientes glóbulos rojos.

Esto puede ocurrir si:

  • Tu cuerpo no produce suficientes glóbulos rojos.
  • El sangrado provoca que pierdas glóbulos rojos más de manera rápida de lo que tienen la posibilidad de ser reemplazados.
  • Tu cuerpo elimina los glóbulos rojos.

Qué hacen los glóbulos rojos

El cuerpo produce tres tipos de glóbulos sanguíneos: glóbulos blancos para batallar infecciones, plaquetas para contribuir a que se coagule la sangre y glóbulos rojos para transportar oxígeno por todo el cuerpo.

Los glóbulos rojos tienen dentro hemoglobina, una proteína rica en hierro que le otorga a la sangre su color rojo. La hemoglobina facilita que los glóbulos rojos transporten el oxígeno de los pulmones a todas las partes del cuerpo y que lleven el dióxido de carbono de otras partes del cuerpo para que se exhale.

La mayor parte de los glóbulos sanguíneos, incluidos los glóbulos rojos, se generan regularmente en la médula ósea, un material esponjoso que está dentro de las cavidades de varios de los huesos enormes. Para producir hemoglobina y glóbulos rojos, el cuerpo requiere hierro, vitamina B-12, folato y otros nutrientes de los comestibles que consumes.

Causas de la anemia

Los diversos tipos de anemia tienen causas distintas. Por ejemplo:

  • Anemia por deficiencia de hierro. Esta clase de anemia más habitual es provocado por la escasez de hierro en tu cuerpo. La médula ósea requiere hierro para producir hemoglobina. Sin el hierro correcto, tu cuerpo no puede ocasionar bastante hemoglobina para los glóbulos rojos.

    Sin la gestión de suplementos de hierro, esta clase de anemia sucede en muchas mujeres embarazadas. Además es ocasionada por pérdida de sangre como por el sangrado menstrual abundante, una úlcera, cáncer y la utilización regular de algunos analgésicos de venta libre, fundamentalmente la aspirina; esta puede inflamar el revestimiento del estómago, lo que crea una pérdida de sangre.

  • Anemia por deficiencia de vitaminas. Aparte del hierro, tu cuerpo requiere folato y vitamina B-12 para producir suficientes glóbulos rojos saludables. Una dieta que carezca de estos y otros nutrientes clave puede provocar una reducción en la producción de glóbulos rojos.

    Además, varias personas que consumen bastante B-12 no tienen la capacidad de absorber la vitamina. Esto puede provocar una anemia por deficiencia de vitaminas, además popular como anemia perniciosa.

  • Anemia de hinchazón. Algunas patologías, como el cáncer, el VIH o sida, la artritis reumatoide, la patología renal, la patología de Crohn y otras patologías inflamatorias agudas o crónicas, tienen la posibilidad de entorpecer en la producción de glóbulos rojos.
  • Anemia aplásica. Esta anemia extraña y letal sucede cuando tu cuerpo no produce suficientes glóbulos rojos. Las razones de la anemia aplásica tienen dentro infecciones, algunos medicamentos, patologías autoinmunitarias y exposición a sustancias químicas tóxicas.
  • Anemias asociadas con patologías de la médula ósea. Numerosas patologías, como la leucemia y la mielofibrosis, tienen la posibilidad de provocar anemia al perjudicar la producción de sangre en la médula ósea. Los efectos de estos tipos de cáncer y trastornos semejantes varían de leves a probablemente fatales.
  • Anemias hemolíticas. Este grupo de anemias se lleva a cabo cuando los glóbulos rojos se destruyen más acelerado de lo que la médula ósea puede reemplazarlos. Algunas patologías de la sangre incrementan la devastación de los glóbulos rojos. Puedes heredar una anemia hemolítica o bien puedes desarrollarla más adelante en la vida.
  • Anemia de células falciformes. Esta dolencia hereditaria y algunas ocasiones grave es una anemia hemolítica. Es ocasionada por una manera defectuosa de hemoglobina que ordena a que los glóbulos rojos adopten una manera anormal de media luna (hoz). Estos glóbulos rojos irregulares mueren prematuramente y desarrollan una escasez crónica de glóbulos rojos.

Factores de riesgo

Estos causantes te dan a conocer a un más grande compromiso de anemia:

  • Una dieta que no tiene algunas vitaminas y minerales. Una dieta consistentemente baja en hierro, vitamina B-12 y folato aumenta tu compromiso de anemia.
  • Trastornos intestinales. Tener un trastorno intestinal que perjudica la absorción de nutrientes en el intestino angosto, como la patología de Crohn y la patología celíaca, te pone en compromiso de anemia.
  • Menstruación. Generalmente, las mujeres que no tuvieron menopausia tienen un más grande compromiso de anemia por deficiencia de hierro que los hombres y las mujeres posmenopáusicas. La menstruación causa la falta de glóbulos rojos.
  • Embarazo. Si estás embarazada y no estás tomando un multivitamínico con ácido fólico y hierro, tienes un más grande compromiso de anemia.
  • Afecciones crónicas. Si tienes cáncer, insuficiencia renal, diabetes u otra dolencia crónica, podrías estar en compromiso de anemia por patología crónica. Estas condiciones tienen la posibilidad de llevar a una escasez de glóbulos rojos.

    La pérdida lenta y crónica de sangre por una úlcera u otra fuente dentro del cuerpo puede agotar la reserva de hierro del cuerpo, y llevar a que se presente anemia por deficiencia de hierro.

  • Antecedentes familiares. Si tu familia tiene antecedentes de anemia hereditaria, como anemia de células falciformes, además podrías tener un más grande compromiso de esta dolencia.
  • Otros causantes. Un historial de algunas infecciones, patologías de la sangre y trastornos autoinmunitarios incrementa tu compromiso de anemia. El alcoholismo, la exposición a sustancias químicas tóxicas y la utilización de algunos medicamentos tienen la posibilidad de perjudicar la producción de glóbulos rojos y ocasionar anemia.
  • La edad. La gente superiores de 65 años tienen un más grande compromiso de anemia.

Complicaciones

Si no se la trata, la anemia puede provocar varios inconvenientes de salud, así como los siguientes:

  • Fatiga intensa. La anemia grave puede lograr que te sientas tan agotado que no puedes hacer las tareas del día a día.
  • Complicaciones en el embarazo. Las mujeres embarazadas que tienen anemia por deficiencia de folato tienen la posibilidad de tener más posibilidades de padecer adversidades, como un parto prematuro.
  • Problemas cardíacos. La anemia puede ocasionar latidos del corazón irregulares o acelerados (arritmia). Cuando tienes anemia, el corazón debe bombear más sangre para compensar la carencia de oxígeno de esta. Esto puede ocasionar un corazón dilatado o insuficiencia cardíaca.
  • Muerte. Algunas anemias hereditarias, como la anemia de células falciformes, puede ocasionar numerosas adversidades probablemente fatales. Perder mucha sangre de manera rápida crea una anemia aguda y grave y puede ser mortal.

Prevención

Varios tipos de anemia no se tienen la posibilidad de impedir. Pero puedes evadir la anemia por deficiencia de hierro y las anemias por deficiencia de vitaminas consumiendo una dieta que integre una diversidad de vitaminas y minerales, entre ellos:

  • Hierro. Los comestibles ricos en hierro tienen dentro carne vacuna y otras carnes, frijoles, lentejas, cereales fortificados con hierro, verduras de hoja verde oscuro y frutas secas.
  • Folato. Este nutriente, y su forma sintética de ácido fólico, se tienen la posibilidad de hallar en frutas y jugos de frutas, verduras de hojas verdes oscuras, arvejas verdes, frijoles rojos, cacahuates y productos de granos enriquecidos, así como pan, cereales, pasta y arroz.
  • Vitamina B-12. Los comestibles ricos en vitamina B-12 tienen dentro la carne, los derivados de la leche y los productos fortificados a partir de cereales y soja.
  • Vitamina C. Los comestibles ricos en vitamina C tienen dentro frutas y jugos cítricos, pimientos, brócoli, tomates, melones y fresas. Estos además asisten a incrementar la absorción de hierro.

Si te preocupa si consigues o no suficientes vitaminas y minerales de los comestibles que consumes, pregúntale a tu médico si un multivitamínico podría asistir.

Para hacer un diagnostico la anemia, posiblemente tu médico te pregunte sobre tus antecedentes doctores y familiares, te realice un examen físico y haga las siguientes pruebas:

  • Hemograma terminado. Un CBC se utiliza para contar el número de células sanguíneas en una exhibe de tu sangre. Para la anemia, tu médico va a estar entusiasmado en los escenarios de los glóbulos rojos que tienes en la sangre (hematocrito) y la hemoglobina de tu sangre.Los valores normales de hematocrito en mayores varían de acuerdo con la costumbre médica, pero por lo general están entre el 40 % y el 52 % para los hombres y entre el 35 % y el 47 % para las mujeres. Los valores normales de hemoglobina en mayores son por lo general de 14 a 18 gramos por decilitro para los hombres y de 12 a 16 gramos por decilitro para las mujeres.
  • Un examen para saber el volumen y la forma de los glóbulos rojos. Algunos de tus glóbulos rojos además podrían analizarse en busca de tamaño, forma y color poco comunes.

Pruebas de diagnóstico adicionales

Si recibes un diagnóstico de anemia, el médico podría organizar exámenes complementarios para saber la causa. En oportunidades, puede ser primordial estudiar una exhibe de la médula ósea para hacer un diagnostico la anemia.

Tratamiento

El régimen de la anemia es dependiente de la causa.

  • Anemia por deficiencia de hierro. El régimen para esta forma de anemia por lo general supone tomar suplementos de hierro y cambiar la dieta.Si la causa de la deficiencia de hierro es la falta de sangre, además de la menstruación, debe localizarse la fuente del sangrado y detenerse el sangrado. Esto podría implicar cirugía.
  • Anemias por deficiencia de vitaminas. El régimen para la deficiencia de ácido fólico y vitamina C tiene dentro suplementos dietéticos y el incremento de estos nutrientes en tu dieta.Si tu sistema digestivo tiene inconvenientes para absorber la vitamina B-12 de los comestibles que consumes, es viable que necesites inyecciones de vitamina B-12. Al inicio, podrías recibir las inyecciones cada dos días. Ocasionalmente, vas a necesitar inyecciones únicamente una vez al mes, probablemente para siempre, en relación de la circunstancia.
  • Anemia de patología crónica. No hay un régimen concreto para esta clase de anemia. Los doctores se centran en el régimen de la patología de fondo. Si los indicios se vuelven graves, una transfusión de sangre o inyecciones de una hormona sintética comunmente producida por los riñones (eritropoyetina) tienen la posibilidad de contribuir a alentar la producción de glóbulos rojos y calmar la fatiga.
  • Anemia aplásica. El régimen para esta anemia puede integrar transfusiones de sangre para incrementar los escenarios de glóbulos rojos. Podrías requerir un trasplante de médula ósea si tu médula ósea no puede ocasionar células sanguíneas sanas.
  • Anemias asociadas con la patología de la médula ósea. El régimen de estas distintas anomalías de la salud puede integrar medicamentos, quimioterapia o trasplante de médula ósea.
  • Anemias hemolíticas. El manejo de las anemias hemolíticas tiene dentro evadir medicamentos sospechosos, tratar infecciones y tomar medicamentos que inhiban tu sistema inmunitario, que podría estar atacando tus glóbulos rojos.En relación de la causa o de tu anemia hemolítica, es viable que te refieran a un experto en corazón o vascular.
  • Anemia de células falciformes. El régimen puede integrar oxígeno, analgésicos y líquidos orales e intravenosos para achicar el mal y impedir adversidades. Los doctores además podrían sugerir transfusiones de sangre, suplementos de ácido fólico y antibióticos.Un medicamento para el cáncer llamado hidroxiurea (Droxia, Hydrea, Siklos) además se usa para tratar la anemia de células falciformes.
  • Talasemia. La mayor parte de las maneras de talasemia son leves y no necesitan régimen. Las formas más graves de talasemia por lo general necesitan transfusiones de sangre, suplementos de ácido fólico, medicamentos, extirpación del bazo o un trasplante de células madre de sangre y médula ósea.

Solicite una Consulta en Mayo Clinic

3d render Blood cells (depth of field)

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y exámen nuevos como medio para impedir, ubicar, tratar o vigilar esta patología.

Preparación para la consulta

Pide una consulta con tu médico de atención principal si tienes fatiga prolongada o algún signo o síntoma que te preocupa. Éste puede derivarte a otro médico que se especialice en el régimen de trastornos en la sangre (hematólogo), del corazón (cardiólogo) o del sistema digestivo (gastroenterólogo).

Ahora, vas a encontrar información servible para prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus indicios y cuándo comenzaron
  • Información personal clave, como ocasiones de estrés indispensables, gadgets doctores colocados, exposición a toxinas o elaborados químicos y cambios recientes en la vida
  • Todos los medicamentos, vitaminas y otros suplementos que tomes, con las dosis
  • Las cuestiones para hacerle al médico

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

GANA
MIENTRAS COMPRAS

Gana Dinero Por Comprar Tus Prendas Y Accesorios Favoritos!!

You cannot copy content of this page